30/07/2020
Por el Lic. Juan Ignacio Acosta
NUEVOS EMPRENDEMIENTOS EN MAIPÚ: EL VALOR DE LA INICIATIVA

Una buena cantidad de emprendimientos se crearon a partir de la pandemia de Coronavirus. De qué se trata este fenómeno que creció en nuestra ciudad.


Indumentaria masculina y femenina, ropa para bebés y niñes, pastas caseras, pastelería, desayunos, accesorios, regalería, tapabocas, útiles escolares, mandados y hasta juegos de madera. Esto es una enumeración rápida de los rubros y productos que se comercializan en Maipú a partir de la pandemia y su consecuente cuarentena. En esta nota se intenta describir, a modo de aproximación, los factores y razones que dan cuenta de ello.
“Todo surgió debido a la famosa cuarentena…” es una oración que está presente cuando un emprendimiento les da la bienvenida a sus seguidores. El aislamiento obligatorio dictado en marzo nos obligó a quedarnos en casa como dice el hashtag. Para transitar los días veíamos cursos de Youtube, leíamos libros, hacíamos ejercicio y pasábamos más tiempo con nuestras familias. Entre la iniciativa y la necesidad, muchos decidieron crear su propio emprendimiento para llevar el mango al hogar.
Las personas que tenían conocimientos en un área comenzaron a producirlo. Saberes que se aprendieron gracias a un oficio, a trabajos anteriores, a la enseñanza de un familiar o en cursos online se transformaron en pequeños negocios. Ideas que revoloteaban en las mentes desde hace tiempo se activaron y se volvieron concretas.
Nadia Galván y Tomás Corbalán crearon en mayo “El Rincón Casero”, emprendimiento de pastas frescas y caseras. “Nuestras familias nos enseñaron a amasar hasta que nos animamos a largarnos solos. Comenzamos porque buscábamos trabajo, ya que necesitábamos pagarnos nuestros estudios y no conseguíamos nada. Comenzamos al principio con sorrentinos de jamón y queso y verdura, luego añadimos ñoquis y raviolones de verdura y pollo. Ya tenemos nuestros clientes típicos que siempre nos compran”, expresan.
“Empaltado” es un emprendimiento de galletitas, budines y panes caseros realizados con ingredientes saludables. El mismo fue creado por Rocío y Nadia Irastorza, dos hermanas que la cuarentena las encontró de nuevo. “Era algo que siempre pensábamos con mi hermana, ya que no había algo así en Maipú. Pero como nos fuimos a estudiar nunca lo habíamos concretado. Encontrarnos en casa de nuevo hizo que lo llevemos adelante y probar si funcionaba”, cuenta Nadia.
Las redes sociales son un elemento muy importante para la difusión y comercialización de los productos. Seguramente usted ha notado que lo empiezan a seguir en Facebook o en Instagram, y usted mismo ha participado en infinidad de sorteos, ha pispeado en los grupos de compra-venta o ha visto en le llegan mensajes de WhatsApp de los emprendedores que promocionan lo que ofrecen. Adaptarse a lo digital ha sido clave y junto a la utilización del delivery –actividad esencial desde marzo- son factores que ayudaron a este crecimiento.
Brian González, tras la muerte de su abuelo, decidió crear un emprendimiento de comidas caseras para que no falte el pan de cada día en su casa. Así formalizó Comidas Caseras Los González, donde en su Facebook pueden observarse platos suculentos como milanesas, tallarines, ñoquis o revueltos de verduras. Es alguien que tratará de cobrar el Impuesto Familiar de Emergencia (IFE) del mes que viene para invertirlo en el negocio. En la televisión y en los diarios vimos casos donde esos diez mil pesos del Estado sirvieron para fundar una verdulería o una fábrica de pastas.
“La crisis es oportunidad”, y si sabremos de crisis los argentinos. Pero salimos adelante, tomamos la iniciativa y ejercitamos cada día la dignidad del trabajo. Son acciones de subsistencia en un contexto tan pero tan jodido como una pandemia y en un sistema económico mundial que traerá consecuencias a los más vulnerables.
En este contexto, también surgen discusiones válidas para los que este humilde cronista no tiene respuestas. Que ocurrirá con los comerciantes que pagan un alquiler y tienen empleados; en qué los condicionará este fenómeno ya descrito; si el Estado Municipal podrá mediar o proporcionar herramientas para las dos partes en cuestión. Son interrogantes para debatir. A veces la más sabia de las respuestas es decir: “No lo sé”.
Por último, quiero destacar las acciones de la organización Divertite Ayudando que da visibilidad a cada emprendimiento y negocio de cada maipuense.
Por Juan Ignacio Acosta







REDES SOCIALES

MAIPU, Bs. As. Argentina
(C) 2020 SEMANA MAIPUENSE