04/08/2020
POR JUAN IGNACIO ACOSTA
EN TANDIL SE REALIZAN LAS PRIMERAS JINETEADAS VIRTUALES

Este domingo se realizó la séptima jineteada virtual en el partido de Tandil. Hablamos con Ignacio Besteiro, uno de los organizadores de una actividad que intenta adaptarse a la vida en pandemia


Las fiestas tradicionalistas se suspendieron a raíz de la emergencia sanitaria y tras un par de meses se encontró en Tandil el modo de llevar adelante la práctica de la jineteada. Nacho Besteiro tuvo el agrado de conversar con este cronista y describió las características de esta competencia virtual.
“En Tandil estamos en fase 5 y eso nos permite reunirnos hasta diez personas. Se creó un grupo de WhatsApp con los tropilleros y jinetes de la zona que quisieron participar. El jueves se deciden por medio de votaciones la categoría, los jurados y cuántos segundos dura la jineteada. El viernes deben mandar la foto del jinete que participará y el reservado elegido. El sábado o el domingo tienen que montar ese reservado en su casa, eso se filma y tienen que mandarlo al grupo de WhatsApp donde compilamos todos los videos y se lo mandamos a los jurados, quienes premian al podio de ganadores”, describe Nacho, gran payador de la ciudad de las sierras.
El protocolo sanitario es el siguiente: las personas que son parte necesaria de la jineteada, desde los apadrinadores hasta el jinete, deben llevar barbijo. Cada jinete que se sube a un caballo cuenta con un seguro médico en caso de accidente. Algunos se colocan un casco de motocicleta. El palenque está protegido con una suerte de goma espuma.
“Cada jornada se hace con un distintivo, que se elige ese mismo día a la mañana. Un pañuelo rojo atado en la mano, un pañuelo blanco en la pierna o un poncho atado en la cintura cuando se hizo con recado completo. Esto es para que no se manden videos viejos”, agrega Besteiro.
La primera jineteada se realizó el 13 y 14 de junio en la categoría crina limpia. Basto y encimera, recado completo o grupa surera fueron desarrollándose en las siguientes jornadas. Los jinetes se reparten entre jóvenes que dan sus primeros pasos en el deporte, y otros con experiencia como los hermanos Jorge y Juan Aristegui. Algunos de los ganadores han sido: Juan Vásquez en el Tome y Traiga de Enrique Iglesias; Tato Elías en el Qué Dirán de Darío Zabaleta; José Gómez en la Madrina de Darío Zabaleta; y el mismo Juan Vásquez en El Desquite de Carly Torres.
“La idea fue de José Luis Andraca, yo simplemente le di una mano para que su idea se pueda llevar adelante”, cuenta Besteiro. El mismo Andraca participó como jinete montando sus propios reservados por ejemplo el Mala Espina o el Vino Tinto. Dentro de los reservados existe uno llamado COVID-19, un nombre acorde con la época en que vivimos.
El propio Besteiro y Maximiliano Parada son los encargados de relatar las montas. Ellos le aportan color y descripción a cada suerte y movimiento del jinete en los pocos segundos que dura éste arriba del caballo. Asimismo los videos son acompañados por un malambo que suena de fondo. La jornada luego se sube al Facebook personal de Ignacio para contemple de los espectadores.
El éxito de esta jineteada virtual hizo que se replicase en la provincia de Entre Ríos donde se efectúa una con el mismo reglamento. En el municipio de Magdalena se llevan cabo pruebas de riendas virtuales donde cada jinete comparte a los organizadores su video, se sincroniza con los competidores y se elige un ganador. Lo mismo ocurre con los desfiles tradicionalistas virtuales donde se difunden fotografías de viejos desfiles y un relator lo comenta en diferido.
Seguramente nada reemplazará a llegar con el auto al campo de jineteada, colocar las reposeras a metros del alambrado y disfrutar de las montas de manera privilegiada. Faltarán los gritos del público cuando un caballo se acerca a los espectadores. Tampoco se verán los "pilcheros" quienes le dan un marco de feria gauchesca a la reunión. Como así tampoco se acodarán los parroquianos en la cantina para un apronte de sus gargantas. El fogón tendrá que esperar con sus asados "a punto" hasta que pase esta pandemia. Pero aun así el color y el coraje no se toman descanso.
Sin embargo, hasta que no exista una vacuna contra el Coronavirus la presencialidad estará lejos. De manera ingeniosa aparecieron personas como Nacho Besteiro y José Andraca que suman a la jineteada entre las actividades adaptadas a la nueva normalidad.
Las redes sociales y el streaming serán muy importantes estos meses para que podamos disfrutar de estas costumbres tan arraigadas en nuestra región. También será un lugar para que los jinetes jóvenes tomen confianza y aprendan las nociones fundamentales para subirse a un caballo. Amigarse con la tecnología resulta imprescindible en estos tiempos de pandemia.
El lector o lectora que quiera ver este fenómeno de las jineteadas virtuales debe dirigirse al Facebook personal de Nacho Besteiro. Allí podrán ver todas las jornadas que se realizaron, así que vístase para la ocasión, prepare el mate y anímese con una jineteada por la pantalla.

ESPACIO PUBLICITARIO







REDES SOCIALES

MAIPU, Bs. As. Argentina
(C) 2020 SEMANA MAIPUENSE