28/11/2019
Daniela Loza en la media maratón de Mar del Plata

Últimamente es muy usual ver a personas de diferentes edades trotando por las calles de Maipú, ni hablar en ciudades más grandes donde la práctica del running es realmente un boom.


Lo bueno que tiene este deporte es que no discrimina edades ni condición ya que cada uno puede comenzar y marcar sus tiempos y ritmos, sólo alcanza con poder escuchar a nuestro cuerpo, la respiración y establecer pequeños objetivos. En Maipú existen runner que, habiendo transitado un camino de entrenamiento, se lanzan a la competencia y van sumando experiencia en las tradicionales carreras de calle. “Esta carrera la disfruté, yo creo que iba acompañada porque tenía mucha fuerza. Si las piernas se cansan lo que manda es la cabeza y si no puedo lo hago con el corazón, tengo mucho amor propio… para mí no hay un no puedo, yo pesaba 120 kg no caminaba ni una cuadra y de ahí poder correr es muy fuerte”, así resumía su carrera Daniela Loza, tras su participación en los 21 k de Mar del Plata. Daniela Loza la atleta local de 45 años participó de la media maratón que se realizó en Mar del Plata. Para un corredor, saltar de los 10 km -una distancia podríamos decir accesible con una base entrenamiento- a los 21 km significa un cambio importante fundamentalmente en los entrenamientos y la preparación previa. “En este caso no fue el entrenamiento que hubiese querido. Se me complicó con el tema del trabajo, hice un buen fondo de 24 km, hasta la laguna y volver”, dijo en principio y más adelante agregó, “estoy haciendo bici con Natalia Machado. Eso me ayudó a tener fuerza en las piernas. Lo que te lleva es la cabeza, ese día llegó y salí a correr sin saber si lo iba a poder hacer o no y la verdad que me fue bárbaro con tiempo fabuloso. Pensé que iba a tardar 3 horas y media y termino el recorrido con 2 horas 41”. Además de practicar spinning, Daniela complementa sus entrenamientos con el gimnasio. En relación al circuito de Mar del Plata, Daniela nos comentó, “es muy difícil porque era en la costa, tiene muchas subidas. Cuando entrenamos, la única que tenemos acá es en el tiro o en la plaza Alvarado, por eso me cuesta mucho. Destaco del circuito que tenía muy buenos puestos de hidratación”. También nos comentó una anécdota que denota la exigencia de la prueba, “el agua que nos daban la usé para ponerme en las piernas porque al correr tantos kilómetros tenés retención de líquidos y se inflaman las piernas y con el agua las enfriaba y seguía”. Si bien Daniela no es una atleta profesional, al profundizar sus entrenamientos y participar en diferentes carreras comenzó a ordenar también su alimentación, lo cual la llevó a obtener mejores resultados, “hace un tiempo comencé con Delfina Fahey que me ayudó a bajar los últimos 8 kilos que tenía de más… como sin sal, verduras, frutas. Tampoco consumo harinas. Yo pesaba 120 kilos cuando empecé a correr hace 6 años”. “Las corridas fueron como un escape a la vida para mí”, contó más adelante. Daniela comenzó a correr tras el fallecimiento de su madre, “cada corredor tiene una historia, ese fue el motivo por el cual empecé. También a cuidarme, a quererme un poco más. Yo busqué lo que me hace bien, en vez entrar en un pozo depresivo, salí a correr… hoy me siento otra persona”. Así fue como disputó sus primeros 3 km en Maipú. A pesar de ser importantes los 21 k de Mar del Plata, no fue la primera vez que corrió esa distancia, “hice esa distancia este año en una competencia rural, también he ido hasta Guido. A los 21 k de Mar del Plata les tenía miedo porque es un circuito muy pesado… son tres cuesta arriba que tenés”. En relación a sus entrenamientos también comentó que suele levantarse a las 5 am para comenzar con la rutina diaria, “a veces salgo de trabajar a las 22 hs y no tengo sueño, entonces me pongo las zapatillas y salgo”. También destacó el asesoramiento en este aspecto de Miguel Cases y Carlos “el Negro” Llona. “El entrenamiento tiene que ser pausado, no te sirve porque te podés lesionar. Estuve un mes lesionada en el talón y corría casi en puntas de pie”, agregó al respecto. El primer escalón fueron los 21 k, ahora falta la participación en la maratón de 42, “quiero ir a Buenos Aires, aunque primero quiero correr los 21 que se hacen en agosto 2020 y quiero hacer mis primeros 42 en Mar del Plata”. La maratón no es poca cosa y requiere un entrenamiento con mayor cantidad de kilómetros, “ya estoy pensando ir de Guido a Dolores”, sentenció la atleta que sigue sumando kilómetros en una actividad que comenzó como un «escape a la realidad» y hoy es parte de su vida.



 Más de DEPORTES
APREHENIDO CON UN ARMA DE FUEGO Y 9 MUNICIONES
Una persona mayor de edad que circulaba por la autovía 2 y llevaba destino a Miramar, fue sorprendida por personal del destacamento Vial Maipú con un arma de fuego en el peaje en el marco del Operativo Sol.
CORTO FILMADO EN MAIPÚ COMPETIRÁ EN FESTIVAL DE CHILE
El corto «Area Chica infierno grande» que fue grabado en nuestra ciudad, participará oficialmente en la categoría Ficción Internacional del Festival de Cine de Lebu 2020, que se llevará a cabo en Chile.
CANAL 9 MAIPU

ESPACIO PUBLICITARIO



REDES SOCIALES

Aparece los martes
Nuestro contacto: 15403648
MAIPU, Bs. As. Argentina
semanamaipuense@hotmail.com
(C) 2019 SEMANA MAIPUENSE