12/02/2020
CAROLA AYASTUY ROMPIÓ EL RECORD ARGENTINO DE MARATÓN

Carola Ayastuy viene de lograr un podio en la categoría de 50 a 54 años y batir el récord argentino de los 42 k en la Maratón de Berlin, Alemania con una marca de 2:59:38.


 Ese tiempo hace que la maipuense radicada en Guatemala desde hace varios años, le permite desplazar a Sonia Bonzón quien había conseguido en Buenos Aires 3`18:48. El sueño es representar a la argentina en una competencia importante. La atleta, una de las hijas de Néstor Ayastuy y Graciela Luna, se dedica al atletismo desde que se radicó en centro América. Llegó y vio que muchas personas se dedicaban al running. Disciplina que fue practicando y que con el paso del tiempo, entiende que le ha servido mucho a su cuerpo y a su mente. Comenzó con carreras de distancias cortas y mediante el intenso entrenamiento, se dio cuenta que estaba para más y así fue logrando participaciones en carreras de las más importantes del mundo. La inscripción a cada una de estas competencias, tiene un plazo de mucha anterioridad, pero Carola se garantizó esa participación en Berlín cuando hizo el tiempo de la competencia de Tokio en 2018 donde marco 3`01, "esa es la suerte que tenemos quienes marcamos un buen tiempo en las maratones. La otra modalidad es por loteria, te inscribis y un día se efectúa el sorteo donde te notifican si accediste o no". Berlin, Tokio, Londres, New York, Chicago, Boston a esta ultima le dicen la reina de los maratones porque es la única que entras por tiempo de clasificación. Uno de los datos salientes es que del año a este son cinco minutos menos para poder ingresar, "desde que llegué a Guatemala a los 40 años entrené mucho y pude participar de Boston en seis ocasiones. en cuanto a Berlín es considerada la más rápida el año pasado un hombre hizo la más rápida" La Maratón de Berlin es una prueba tradicional en el calendario de los grandes maratonistas y la hace una carrera muy especial como otras, "el circuito es por toda la ciudad, es muy linda y tiene muchos giros, vueltas. Pero estuve muy concentrada porque hay una línea azul en todo el recorrido que te marca los 42 km exactos. Si te apartas de ellas, sumás mas cm, metros que a la larga se traduce en tiempo, puede ser significativa. Fue una prueba especial para mí, me dejó mucha felicidad haber participado pero haber roto esas tres horas. Siempre que corrí varios 21 k me propuse los 42k y me propuse hacer Boston, luego de varias veces y completar las 6 médium. Eso me costó hasta de cambiar de entrenador porque no entendía que yo estoy más grande pero quiero correr mas rápido. No iba a renunciar a ese sueño. Durante 2018, 2019 fueron de trabajo muy intensos, pero bueno va llegando la recompensa. Hay que mantenerse, que no es sencillo", le dijo a este semanario en un contacto vía telefónica. La atleta tiene un gran objetivo, se viene el mundial de maratonista amateurs que se efectuará el 26 de abril en Londres, "es un sub. evento dentro del maratón de Londres. Es algo que nunca lo había pensando nunca, lo empecé como un hobbies, vi que en Guatemala todos corrían…por ello me inicié pero nunca pensé que llegaría a correr un mundial. Es el mayor desafío que tengo por delante. La competencia me anima, es un desafío. Me gustan todas las carreras, cortas o largas, le doy la misma importancia. Este año rompí todos los esquemas, el tiempo de fuerza en enero lo empecé con los volcanes y fueron dos carreras que hice. Para nosotros que venimos de la llanura este tipo de pruebas es muy interesante. Es diferente al corredor de asfalto" Carola forma parte de FUTECA, un gimnasio líder de Guatemala. Siempre la respaldaron en la preparación física, terapia, uniformes y demás, pero en materia económica ella se paga sus viajes, "tengo un sentido de pertenencia muy grande como el caso de Amado García que fue olímpico durante cinco años, hoy tiene cuarenta años y está vigente en ese nivel, me inspiran mucho", sostuvo Carola que hizo sus estudios primarios y secundarios en la Escuela Normal. No son muchas las oportunidades que ha venido, pero cada vez que llega a su pueblo, se sorprende con las personas que practican el atletismo, "año tras año veo más gente, lo advierto en las redes. A mi me cambio la vida, es cuestión de probar. Darse un tiempo, correr me conecta con la libertad y el amor. Acá a las cinco de la mañana andamos corriendo, siento que la mañana es mía, mi cuerpo, la libertad es gratificante. Si estuviera en Maipú seguramente tendría mi propio equipo donde los incentivaría a que se larguen. En diciembre estuve en Maipú y revisando el baúl de los recuerdos encontré una foto de mi primer carrera y estaba en el podio que se había instalado en la escuela Normal en una competencia interna", cerró Ayastuy


ESPACIO PUBLICITARIO







REDES SOCIALES

MAIPU, Bs. As. Argentina
(C) 2020 SEMANA MAIPUENSE