14/11/2019
Gustavo Bozzano participa en obras en Capital Federal.
Extraño el movimiento que teníamos de cortos, me da nostalgia cada vez que llega octubre y Maipú cortos no esté »

Gustavo Bozzano prosigue con su actividad actoral en la ciudad de Buenos Aires, donde viaja desde hace cuatro años porque está estudiando en la Escuela de Timbre 4 de Claudio Tolcachir, "eso me permite conocer gente y posibilidades de trabajar en obras" señaló Bozzano en el inicio de la entrevista concedida a Canal9 de Maipú.


 Además dijo que, "el brillo, el movimiento de Maipú cortos no se ha vuelto a repetir y eso es lamentable". El domingo pasado tomó parte de un reestreno de una obra que se llama "Sembasuru, Mil gruyas", proyecto de hace dos años junto a Juan De Leonardi compañero de estudio, "me convoco para conformar el elenco y este año lo volvieron a hacer con elenco nuevo, pero quedé nuevamente. Somos cuatro personajes, es un drama bastante fuerte, donde a mi me toca interpretar a una persona que tiene el mal de Alzheimer. Es una obra que tiene danza también, pero no bailó…es una joven pareja. Estaremos todos los domingos de noviembre en el espacio cultural urbano que está en Villa Crespo, Acevedo y Corrientes". El hecho de estar más tiempo en Buenos Aires, abre puertas, posibilidades y Bozzano lo sabe, "además se abren casting permanentemente, donde me he ido presentando. Hace dos años empecé a trabajar con chicos que estudian dirección de teatro en Universidad Nacional de Arte. Tienen que preparar escenas de obras para preparar trabajos que luego los muestran en la universidad. Es por eso que un colombiano como el caso de Oscar González, me convocó para otra obra que estamos ensayando y que se estrenará en marzo, "La madriguera", en esa obra cumplo el papel de un dictador que queda encerrado en un bunker en un subsuelo con su secretario, porque el pueblo le invade la casa de gobierno. Lo que compete a la Universidad, está bueno porque ellos tienen que ir mostrando los trabajos cada quince días. Su profesor le hace la corrección a los alumnos en cuanto a la puesta, pero igual nos hacían devoluciones importantes. Es como un entrenamiento actoral. Se aprende en todos lados, lo que estoy haciendo me sirve y mucho como lo que se hace en Maipú tanto en teatro como en cine El año venidero tenemos muchas ganas de poder traer las obras a Maipú, para que la comunidad las pueda disfrutar". En los últimos años Gustavo y muchos vecinos maipuenses formaron una Asociación de Cine y si bien no está en Maipú, sigue grabando algún material, "hace un mes filmé un corto en el subterráneo en la línea H. trabajos interesantes que salieron por mi sobrino Pablo, también por mi hija Malena que estudia en la ENER quienes pasan mis datos y aparecen cosas para hacer". Ya inmersos en el tema de lo audiovisual, le consultamos a Gustavo Bozzano sobre su participación en este contexto, "extraño el movimiento que teníamos de cortos, me da nostalgia cada vez que llega octubre y Maipú cortos no estè. No puedo hablar del FICMAI porque no he estado. Es una decisión personal. He participado desde afuera porque lo hice en los cortos, no tengo intenciones de participar directamente y trabajar porque me parece que lo que se hizo con la trayectoria del festival Maipú cortos, es algo muy malo para el pueblo y para el cine. Extraño ver las calles de Maipú llenas de equipos de filiación, toda la movida que se generaba. El brillo, el movimiento de Maipú cortos no se ha vuelto a repetir y eso es lamentable".


 


ESPACIO PUBLICITARIO






REDES SOCIALES

MAIPU, Bs. As. Argentina
(C) 2020 SEMANA MAIPUENSE