FERNÁNDEZ: BUSCAMOS UN ACUERDO QUE PERMITA CRECER Y ORDENAR LA ECONOMÍA

"El servicio de justicia funciona mal, no para una ex Vicepresidente o un Presidente, sino para los ciudadanos", argumentó el Presidente en declaraciones radiales.



El presidente Alberto Fernández aseguró este lunes que el Gobierno sigue "firme buscando un acuerdo con el FMI que le convenga a la Argentina" para que el país pueda seguir "ordenando" su economía, como ocurrió en el último año, período en el que se registró un crecimiento de algo "más de diez puntos", superior a las pérdidas generadas por la pandemia de coronavirus.

"Además del crédito incalificable, sobrevino una pandemia. No se le puede exigir a la Argentina más de lo que puede dar. La verdadera discusión es cómo debe ser el programa, si es como proponemos, con crecimiento de la economía para afrontar los pagos; o es volver a las recetas eternas donde piden ajuste, achicar la economía, importar menos y que los dólares queden para pagar", afirmó.

En declaraciones a AM750 y al referirse a las tratativas encaradas con el organismo multilateral de crédito, el Presidente reconoció: el FMI "intenta imponernos un programa y ahí no estamos de acuerdo".

"Todo el mundo sabe que la Argentina está absolutamente impedida de afrontar ese pago. Seriamente, nadie piensa en el mundo que Argentina puede pagar 19 mil millones de dólares entre capital e intereses. Con lo cual es necesario seguir hablando y tratando de encontrar una solución con el Fondo", evaluó.

Además Fernández destacó que a lo largo del 2021 se logró "un alto crecimiento", de "más de diez puntos", que superó lo que se había caído durante la pandemia de coronavirus.

"Buscamos un acuerdo que permita crecer y ordenar la economía, estamos en ese proceso, logramos que en 2021 haya un alto crecimiento, más de 10 puntos, todo lo que nos caímos en la pandemia y un poco más", insistió.

Dijo que si bien el FMI le "pide" un programa, "la verdad, lo que quiere es imponernos un programa."

"No estamos de acuerdo y seguimos del mejor modo, con la mejor vocación de encontrar una salida que a la Argentina le convenga", subrayó.

Fernández volvió a reiterar que la Argentina no puede pagar el acuerdo firmado por el expresidente Mauricio Macri por un monto de 44 mil millones de dólares, algo que implicaría que este año se deba afrontar un pago de 19 mil millones dólares entre capital e intereses.

"Nosotros insistimos en que el Fondo tiene una cuota de responsabilidad en lo que pasó", advirtió.

Recordó que en el 2019 se reunió -todavía como candidato a presidente- con Alejandro Werner, negociador del FMI, a quien le explicó "cómo estaban fugando las divisas que le daban a la Argentina".

"Eso fue público porque hicimos un comunicado público. Aún así le dieron 5 mil millones de dólares más. Está claro que el Fondo tiene una responsabilidad clara", reiteró.



"La Corte Suprema de Justicia tiene un problema de funcionamiento muy serio"



Alberto Fernández expresó que "la Corte Suprema de Justicia tiene un problema de funcionamiento muy serio" y dijo que "el servicio de justicia funciona mal, no para una ex Vicepresidente o un Presidente, sino para los ciudadanos".

Aseguró que "la Justicia parece ser un coto cerrado para la oposición; cada vez que uno habla de la Justicia reaccionan de un modo increíble".






"Para mí es un honor presidir la Celac"



El presidente afirmó que para él "es un honor" conducir la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), un organismo que "une a todos los países de Latinoamérica y el Caribe en un momento muy difícil del continente", y dijo que "no entiende la preocupación" de la oposición porque la Argentina encabece ese espacio.

"Nosotros desde siempre expresamos nuestra vocación de ser parte de un mundo multipolar, multilateral, y creemos que todos los países pueden vincularse entre sí y que cada país se vincula de acuerdo a sus necesidades y sus intereses, simplemente", subrayó Fernández.

"La verdad es que para mí es un honor presidir la Celac, porque es un organismo que une a todos los países de Latinoamérica y el Caribe en un momento muy difícil del continente", señaló el primer mandatario.

Expresó que en la oposición "están muy preocupados porque dicen que Cuba, Nicaragua y Venezuela son parte de la Celac", pero recordó que además "el Chile de (Sebastián) Piñera; el Ecuador de (Guillermo) Lasso; Colombia de (Iván) Duque, el Uruguay de (Luis) Lacalle (Pou), también son parte de la Celac".

Apuntó que además desde la oposición "están muy preocupados acerca de qué van a decir los Estados Unidos ahora que Alberto Fernández preside la Celac", y subrayó que "cuando la presidió Sebastián Piñera no dijeron nada, y nadie se rasgó las vestiduras".

"Porque si algo tiene de bueno la Celac es que es un lugar donde se reúnen los países de América Latina y del Caribe con el propósito de reunir esfuerzos con prescindencia de cada gobierno, sin inmiscuirnos, (eso) no lo hacemos", resaltó.

Tras esas consideraciones, y al rechazar las inquietudes expresadas por la oposición, Fernández aseguró: "no entiendo por qué están tan preocupados porque la Argentina preside la Celac", cuando justamente el país sucede en el cargo "a México, que es socio de los Estados Unidos y de Canadá en el NAFTA", el tratado de libre comercio entre las tres naciones del norte.

"Son esas cosas que pintan de un modo para confundir a la gente y no sé qué quieren generar, qué tipo de confusión quieren generar en la gente", evaluó el presidente.

Fernández ironizó luego acerca de declaraciones de dirigentes que expresaron que el próximo viaje que realizará a China, previsto para el 5 de febrero venidero, generarás "un problema con los Estados Unidos".

"Que yo viaje a China no quiere decir que rompa relaciones diplomáticas con los Estados Unidos, del mismo modo que cuando hablé con (Joe) Biden no rompí relaciones diplomáticas con China, ni cuando hablé con (Vladimir) Putin no me peleé ni con China ni con Estados Unidos, y cuando hablo con (Emmanuel) Macron, no me peleo con Alemania", aseveró.

"No sé en qué cabeza cabe que el mundo funciona de ese modo, no se han dado cuenta que el mundo bipolar que fue el mundo de la Guerra Fría se terminó hace mucho tiempo y que además han irrumpido otros actores en la geopolítica actual", enfatizó.

Destacó el Presidente que "uno no puede estar desatento a esos nuevos actores, y ahora, porque visito China, entonces me estoy peleando con los Estados Unidos. No, no es así", sostuvo.

Consideró que "Estados Unidos es un país muy importante, una potencia en el mundo con el que tenemos que tener buenas relaciones y tratar de que el vínculo sea respetuoso, que nos sirva a los dos. Exactamente lo mismo tengo que hacer con China, y no sé ni entiendo cuál es el problema, y por qué en eso ven un problema".

Para el Presidente, "habría que recordarles que todo el mundo occidental y cristiano está en Shangai y en Beijing produciendo para todo el mundo. Las marcas más importantes del mundo que consumimos nosotros, hoy producen en China". (TELAM)









REDES SOCIALES

MAIPU, Bs. As. Argentina
(C) 2020 SEMANA MAIPUENSE