“PARA VOS NO HAY, DE TU TALLE NO TENGO”, UNA PROBLEMÁTICA QUE ATRAVIESA A CIENTO DE ARGENTINOS.

Marcela Passo, autora de la Ley de Talles, estuvo en Maipù y dialogó con este portal



Las redes sociales son el espacio por excelencia para descargar la frustración cuando como consumidores queremos comprar ropa y nos encontramos con la inexistencia de talles. Hace pocos más de dos meses se promulgó la ley 27.521, conocida como “ley de talles” a partir de la cual se realiza un estudio antropométrico para confeccionar un esquema de taller acorde a los cuerpos reales. Se sabe que no es la solución definitiva pero sí un gran paso para que comprar ropa se convierta en un derecho y no un motivo de frustración.

En el marco de la presentación de la lista de los precandidatos del Frente de Todos de Maipú, este medio dialogó con la precandidata a Diputada Nacional en tercer lugar, Marcela Passo sobre la “Ley de Talles” recientemente promulgada que busca en principio dar lugar a un esquema de talles acorde a la diversidad y realidad de cada argentina y argentino.
La ley N° 27.521, conocida como Ley de talles busca a través de un estudio antropométrico el reconocimiento de los cuerpos “reales” y un sistema de talles uniforme para todo el país denominado Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (SUNITI). La iniciativa fue presentada por Passo durante su mandato como diputada a cargo de la presidencia de la Comisión de Defensa al Consumidor, el Usuario y la Competencia del Congreso.
En diálogo con este portal Marcela Passo señaló al respecto, “un gran sector de la comunidad argentina se encuentra con la dificultad de no conseguir talles que se adapten a su cuerpo, hay diferencias en los números, las letras, las formas ya que cada marca elige libremente la forma en que etiqueta. Muchas veces de manera engañosa; también se hará con el calzado, por eso hemos definido un sistema de talles único para nuestra Argentina. Esto favorece al sector de indumentaria textil que produce y le toca exportar y tienen la dificultad que no saben sobre que pararse para poder vender su producción”.
Actualmente se lleva a cabo un estudio antropométrico, el mismo está a cargo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y abarca una población de 10 mil argentinos, “cuando finalice vamos a tener un sistema de talles nacional, van a tener que etiquetar en función de ese sistema de talles y deberán informar en cada comercio la tabla de talles nacional. Aspiramos a que se genere un cambio sociocultural en nuestro país que también atañe al comercio. Siempre digo que hay una especie de zoncera comercial que no advierte que hay una demanda insatisfecha a causa que estamos atravesados por estereotipos de cuerpos que no se condicen con la realidad en lo absoluto con todas las situaciones de discriminación que eso genera, además de los problemas de autoestima y violencia psicológica sobretodo en jóvenes y adolescentes. Las principales afectadas son las mujeres. Creo que esto pone en agenda un tema que nos atraviesa a todos, muchas veces los consumidores somos pasivos, a mí me pasa y decido no entrar a ciertos lugares porque ya veo en la vidriera que no va a haber talles para mí”. También es una problemática que involucra a los hombres, “los afecta muchísimo y son parte de la comunidad más pasiva frente a este tema pero no por eso dejan de estar afectados. Quienes realizan el estudio antropométrico nos contaban que les cuesta encontrar hombres que sumaran a la iniciativa porque hay que definir los cuerpos reales no sólo de mujeres sino también de niños y hombres”.
La ex legisladora sostuvo que para llevar adelante esta ley es necesario realizar alianzas con la industria, “debe ser entre el estado y el sector privado. Hay que identificar los problemas que atraviesa el sector y en qué es necesario ayudarlo. Esa ayuda deberá llegar para cambiar la matriz sociocultural, pero es algo que hay que hacer. También hay que poner en valor la gran cantidad de emprendimientos que están invisibilizados pero que existen mayoritariamente llevados a cabo por mujeres y jóvenes que apuestan a tener talles inclusivos y les va bien económicamente”.
Más adelante en la charla reflexionó sobre la frustración de muchos argentinos que ingresan a una tienda y reciben como respuesta, “para vos no hay, de tu talla no tengo”. A propósito de ello también lo hizo sobre otra cuestión como es el “talle único”, “responde a una colonización de estereotipos que no se condicen con los cuerpos reales por eso siempre en los debates que generábamos en la comisión dijimos vamos a seguir insistiendo hasta que sea top tener todos los talles, hacia eso tenemos que apuntar porque es reconocer una realidad”.
Por último Marcela Passo reflexionó una problemática de salud como son los transtornos alimentarios que vienen de la mano con la necesidad para muchas personas de tener un cuerpo que responda a los estereotipos, “hay cuestiones de salud que derivan con la creación de la autoestima y las problemáticas que se encuentran en una población que está excluida de una manera muy injusta”.


Foto: Marcela Passo







REDES SOCIALES

MAIPU, Bs. As. Argentina
(C) 2020 SEMANA MAIPUENSE